Hace algunas décadas era común encontrar baños que, en vez de tener canceles, tuvieran cortinas. Sin embargo, éstas dejaban una imagen no muy agradable sobre el espacio, primero porque quitaban elegancia al mismo, segundo porque al bañarse las personas el agua generalmente se escurría hacia afuera ...