Hace algunas décadas era común encontrar baños que, en vez de tener canceles, tuvieran cortinas. Sin embargo, éstas dejaban una imagen no muy agradable sobre el espacio, primero porque quitaban elegancia al mismo, segundo porque al bañarse las personas el agua generalmente se escurría hacia afuera de la regadera y en tercer lugar porque propiciaban la aparición de hongos ya que el espacio se humedecía de más.

Hoy en día ya no existe la necesidad de sufrir por todo lo anterior, pues se cuenta con la posibilidad de instalar canceles, desde los más sencillos, hasta los más elaborados. Para nuestros baños, elegir el cancel adecuado dará un toque de elegancia, buena imagen y nuestra propia personalidad.

En Aluminio y Vidrio Ortega te invitamos a contactar a nuestros expertos y juntos elegir los canceles que más se adecuen a tus espacios, siempre dentro de tu presupuesto y gustos particulares. Estamos para servirte.